Tarimas sintéticas para exteriores: la mejor solución para tu hogar

tarima piscina
tarima piscina

Al momento de construir o reformar nuestra casa, la elección de una tarima para exteriores es una decisión sumamente acertada, porque ofrece muchas ventajas, desde la practicidad y facilidad de instalación, hasta la posibilidad de experimentar con diferentes diseños.

La tarima exterior, especialmente las tarimas sintéticas, son prácticas, duraderas y tienen una estética moderna y elegante, que combina prácticamente con cualquier tipo de decoración y estilo. Además, dentro de esta categoría hay varios tipos de tarimas, que se ajustan a la perfección a las necesidades, gustos y presupuestos de cada cliente.

Principales ventajas de las tarimas sintéticas 

Las tarimas para exteriores sintéticas son bonitas y prácticas, una combinación ganadora cuando deseamos que un determinado espacio luzca increíble, pero sin tener que dedicarle mucho tiempo y dinero para el óptimo mantenimiento del mismo. 

Si estás pensando en este tipo de solución para tu hogar, continúa leyendo y descubre algunas de las principales ventajas.

Durabilidad

Una gran ventaja de las tarimas sintéticas para exterior es la durabilidad de las mismas, y es que están hechas con materiales de gran resistencia, por lo que con los cuidados mínimos requeridos, pueden lucir y mantenerse en perfecto estado hasta por 10 años. Por supuesto, en este aspecto también influye la calidad de los materiales y la correcta instalación, sin embargo, en general resisten muy bien los diferentes cambios climáticos, como las altas temperaturas y los altos niveles de humedad.

Variedad de modelos

Contrariamente a lo que muchas personas puedan imaginar, hay una amplia variedad de modelos como la tarima composite o tecnológica, entre otras. Puedes escoger entre diferentes tipos de texturas, tonos y demás, por lo que será factible combinar la tarima con el estilo general del espacio donde se vaya a colocar, y lograr así, una armonía perfecta. 

Bajo mantenimiento

Otra razón de peso para optar por este tipo de material es el bajo mantenimiento, y es que no necesitarás aceites especiales o barnices para que luzca como nueva. La limpieza, de hecho, es tan simple como utilizar agua a presión y algún producto específico. El mantenimiento es muy sencillo, por lo que no requiere una gran cantidad de esfuerzo, tiempo o dinero.

Antideslizante y aislante

¿Otra ventaja? Es un tipo de material antideslizante, un buen valor añadido para la seguridad. Adicionalmente, no conduce electricidad, no se agrieta y es un excelente aislante, tanto térmico como acústico. 

Instalación

La instalación de las tarimas exteriores sintéticas, en general, es muy sencilla. Si la instalación es hecha por una empresa especializada y profesional en el área, el tiempo será considerablemente corto. Es un proceso sumamente sencillo, siempre y cuando sea ejecutado por mano de obra cualificada.

Precio

A diferencia de las tarimas para exterior de madera, las opciones sintéticas son mucho más asequibles. Además, es una inversión mucho más rentable a largo plazo, porque es duradera y no requiere gran cantidad de productos especializados y costosos para su mantenimiento. 

Principales tipos de tarimas sintéticas

Como comentamos anteriormente, hay una amplia variedad de tarimas sintéticas, y dentro de un modelo específico, también puedes seleccionar aspectos como el acabado o los colores. 

A continuación compartimos contigo algunos de los tipos de tarimas sintéticas más destacados y sus principales características. 

Tarima tecnológica

La tarima tecnologica tiene un diseño actual, perfecto para decoraciones modernas. En este caso, el cuerpo interno de la tarima está fabricado con madera tecnológica, mientras que la parte externa tiene un recubrimiento de composite, lo cual aporta la máxima impermeabilidad. 

Este tipo de tarima no tiene porosidad, por lo que es ideal para limpiar fácilmente las manchas. Es una opción ideal para usos muy intensos, de ahí que se trate de una alternativa ampliamente utilizada por restaurantes y otro tipo de establecimientos de hostelería. 

Por otro lado, este tipo de tarima está disponible en una amplia gama de colores, incluyendo mezclas de tonalidades claras y oscuras. Incluso, también hay diseños que simulan piedra, tierra, arena e incluso las maderas más nobles. Es una opción sumamente práctica, resistente, con excelente textura, duradera y tiene un sistema de instalación muy sencillo.  

Tarima composite

Este es un tipo de tarima resistente y sumamente económico, que destaca por tener el aspecto de la madera tradicional, pero por supuesto, sin tener que hacerle el mantenimiento que requiere la madera. Las pareces de este tipo de tarima son mucho más ligeras, por lo que se adaptan a la perfección a todo tipo de proyecto. La tarima composite tiene un acabado de calidad y una textura sumamente agradable al tacto, con la posibilidad además, de combinarla con diferentes acabados y colores. Es importante destacar que este tipo de material es sumamente resistente y también ofrece una gran permeabilidad, ideal para resistir los cambios climáticos y mantenerse en perfectas condiciones durante muchos años.

Lo mejor de este tipo de tarima es que, además de ofrecer las ventajas anteriores, también tiene a su favor que se trata de un modelo reversible, por lo que escoger una u otra cara será tan simple como girar la pieza. Por un lado, la pieza es totalmente lisa, y por el otro, tiene un efecto veteado. 

Cualquiera de los dos estilos se puede ajustar muy bien a diferentes estilos y decoraciones. También es importante destacar que ambos tipos de piezas están lijadas, por lo que independientemente del lado que se utilice, la tarima será antideslizante.

Por otro lado, el sistema de instalación también es muy sencillo; y, como comentamos anteriormente, es un material resistente, natural, seguro, ecológico, de fácil instalación y de bajo mantenimiento, características esenciales en este tipo de tarimas, ya sean para uso comercial o personal. 

Las tarimas para exterior, sin duda alguna, son una solución práctica, asequible y estéticamente bonita, que se puede ajustar a los requerimientos de cada cliente, en función del uso, tránsito, condiciones climáticas y demás aspectos, con la gran ventaja de que los precios son realmente asequibles, las instalaciones sencillas y el mantenimiento es mínimo, especialmente si lo comparamos con las tarimas de madera real. Tener una tarima en casa o en el negocio, nunca antes había sido tan sencillo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *